jueves, 17 de octubre de 2019

Estampillaje

La tarea a perseguir no fue sencilla
(por aquello de la aguja y el camello).
Hoy ya tiene don Villoldo, matasello,
filigrana del Correo y estampilla.
Consumada maravilla,
con el peso delicado de un cabello,
homenaje de doméstico destello
que ilumina como el sol de una cerilla.
Se eterniza de este modo su figura,
gigantesca miniatura
al sonoro vendaval de un tango reo.
Pa´que baile de garufa el malevaje,
con un sello en la solapa de su traje,
cortesía de los ñatos del Correo. ©

Recitado en la Academia Nacional del Tango,
en el homenaje a Ángel Villoldo, impulsado por
Tito Rivadeneira, en el centenario de su partida.

viernes, 11 de octubre de 2019

La Merello

En el día de un nuevo cumpleaños

Un soneto me manda la Merello
y yo por espiantar de tal balurdo
extraigo dos palabras desde el zurdo
y en apresto de labia me desvelo.
Recurro al diccionario de Gobello,
por escribir el verso menos burdo
y con tinta me encurdo
jugándome el remate y el capelo.
A fuerza de yugar pego la vuelta
y doy la encrucijada por resuelta
de taura y por decreto.
Teniendo a la Merello como musa,
sin pretexto ni excusa,
cualquier gil del montón arma un soneto. ©

Del libro De Lunfa somos.
Recitado en la Botica del Ángel y en Radio UAI 
Fotografía: Annemarie Heinrich.

sábado, 5 de octubre de 2019

Franeleo


























La gata del montón que duerme en casa
(minga de aristocracia y de linaje),
sin decir agua va pianta de raje
y vuelve cuando el hambre la rebasa.
No persigue un ratón, del yugo pasa
cual si fuera un asunto de espionaje
y jura que esta lista para el viaje
de gatas navegantes de la NASA.
Tirada panza arriba en la catrera,
se duerme cucharita con cualquiera
envuelta en un batón de sed china.
Después del franeleo,
juntando las miguitas del deseo
regresa al aserrín de mi cocina. ©

Del libro De diluvios y andenes.
Dibujo: El genial Makoto Muramatsu.
Recitado en el Tortoni y la APL.

lunes, 16 de septiembre de 2019

Jardinero

(Para Fer que se fue y está en el aire)

Jardinero de verde contenido
busca verde planeta
para sembrar de verde la secreta
consigna del doméstico latido.
Paciente sembrador agradecido,
en su jardín, profeta,
llevando con ternura la discreta 
botánica labor de hombre florido.
De sabio corazón y diestra mano,
liviano
en el trajín de su desvelo.
Jazmín de blanda sed, clavel rojizo,
buscando el Paraíso
en otro cielo. ©

Del Libro-Blog De lunfa somos.

miércoles, 11 de septiembre de 2019

A la sordina

Callado, sin estridencias,
se fue Horacito Molina
y la luna de la esquina
lució su traje de ausencias.
Fueron pocas pertenencias
para llevarse consigo,
una canción por abrigo,
unos tangos de Gardel
y en el ojal un clavel
de oro floral como el trigo.

Flor de lino, la tristeza
de haberlo querido tanto
y este diluvio de llanto
en la mitad de la pieza.
Con puntual delicadeza
guardó sus cosas queridas,
las ilusiones cumplidas,
las que no pudieron ser
y el nombre de una mujer
que sigue siendo una herida.

En los suburbios del cielo,
donde florece la parra,
pidió la vieja guitarra
y se anudó su pañuelo.
Tres pibas lloran el duelo
con gotas de lluvia fina.
Un ángel a la sordina
le hace la segunda voz
y en el cotorro de Dios
cantó Horacito Molina. ©

Del blog de Lunfa somos.
Poema que derivó en canción con la querida complicidad de la guitarra de Floro Aramburu.
Estrenada en el Café Borges 1975, en Las Noches Florentinas, en la Cuerda Eléctrica, en Vicente y por muchos lugares más.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Mixturaje

En un mixturaje de Babel raída
se mezclaron rusos, gallegos y tanos,
turcos y judíos, que en puertos lejanos
sacaron pasaje con rumbo a otra vida.
Mil barcos surcaron la mar extendida,
peones, braceros, compadres, paisanos,
pa' poner el hombro, pa' ofrecer las manos,
con una esperanza de fe renacida.
Sin más bagayito que el garrón del hambre,
igual que un enjambre
de abejas sin nada, procurando el mango...
San Telmo, Barracas, Palermo, la Boca,
y un fueye mistongo que bronca y que toca
la rante tristeza del último tango. ©

Del libro Oceanario
Foto By Carlos Casellas Fichas personales
del Museo de los inmigrantes.
Recitado en el Tortoni y el Café Montserrat.

viernes, 30 de agosto de 2019

Mi gallo taura

(En estos tiempos ya ni se sostiene el refranero popular)


Tengo un gallo de buen porte, compadrito,
plumas pardas, cresta fina,
que conoce el repertorio de Sabina
y te canta en el oído, bien bajito.
Alas anchas, pico curvo, el señorito
con precisa disciplina
no te deja sin preñar una gallina
y aura baten que el enyunte es un delito.
En el súper de la vuelta,
por las dudas le compré soga y mordaza
pa´evitar con la vecina algún embrollo.
Guay si el gallo se me suelta
y vetado de montar la bataraza
se le da por seducir al pingo criollo. ©

Del libro De lunfa somos.
Dibujo: Alez Solís.
Recitado en el Café Montserrat y APL.

martes, 27 de agosto de 2019

Postal de La Boca

















 Dedicado a Adrián Zaldívar

Las mismas casillas de hollín y madera,
el cielo de antaño, las viejas barracas,
los barcos tiznados de musgo y arena,
el agua barrosa de la sudestad;
la mansa vigilia de barcazas quietas,
cargueros y chatas,
alguna acordeona festiva y ligera,
la carbonería de la calle Irala,
los hombres llegados de tierras ajenas
cargando en la curva feraz de la espalda
la nostalgiería de la patria vieja,
la luna de cuarzo que rompe en el agua,

Babel infinita de nuevas palabras 
y el maravillado pincel de Quinquela. ©

Del libro De lunfa somos - Mural: Adrián Zaldívar,

expuesto en la APL - Recitado en Radio UAI - Recitado 
en el vejo Cine-Teatro Almirante Brown y en el Ateneo
Cultural de la Boca.

sábado, 24 de agosto de 2019

Desagravio

Fue un afano,
siete ñatos en una oficina
con  soberbia pedante y mezquina
te chorearon el Nóbel, hermano.
Un arcángel de vuelo profano
(si hay un Dios y hay justicia divina), 
moldeará con paciencia argentina,
uno igual, para dártelo en mano.
Todos saben que fue un desatino,
paradoja genial del destino
impedir porque sí tal derecho.
Se lo morfen con sal y pimienta,
ya está paga la cuenta
y a brindar con salud. Buen provecho. ©

Del libro De lunfa somos.
Recitado en el Café Montserrat y Radio UAI

jueves, 15 de agosto de 2019

Sentimentalismos (una de piratas)

Sobre todas las minas te deseo,
palabra de corsario,
con mi pata de roble centenario
y el ojo en singular con que te veo.
Son tuyas las haciendas que poseo,
el vento que encanuto en el armario,
mi espada, mi vestuario 
y el fruto laborioso del choreo.
Es tuyo mi bajel de cien cañones,
las olas de la mar y los doblones
de bronce, plata y oro.
Pedid lo que queráis, que soy más rico
que el mismo Sandokán, pero suplico,
no me mangues el loro. ©

Del libro De lunfa somos.
Recitado en Radio UAI - En la APL
En el Tortoni y el Café Montserrat

miércoles, 7 de agosto de 2019

Gomías

Che Woody, con filósofo talante
te cuento que comparto la manía
de pensar que "La Pena es sólo mía,
perdón por lo arrogante.
Compañero del alma y habitante
de un paisaje de gris melancolía,
Buenos Aires, Manhattan, quién diría,
montados en el mismo Rocinante.
Bien pudiste nacer cerca de casa,
lamentando la vida que se pasa
como un sueño difuso.
Nos une desde siempre la tristeza
de saber con certeza
que el hombre es como Dios, pero inconcluso. ©.

Del libro De lunfa somos.
Caricatura:Nasrin Sheikhi.
Recitado en el Montserrat y el Manzi.

lunes, 5 de agosto de 2019

Musa rea

Con un aire gentil de mina rea,
la musa de mis versos se abacana,
de bute, con desplantes de mengana,
me deja de dorapa en la azotea.
Ortiba de vocales con piorrea,
exhibe su carné de batilana,
mañana me promete que mañana
el verso subirá con la marea.
A fuerza de caprichos y deslices
me lleva el corazón de las narices
en plan dominical de escabio lerdo;
y a tranco milonguero de papusa,
jeringa del oficio de ser musa,
me larga a la bartola del recuerdo. ©

Del libro De lunfa somos
Pintura: Sara Bishop
Recitado en el Manzi y el Tortoni

lunes, 22 de julio de 2019

Au revoir

Au revoir muñequita de esmeralda, 
luna azul de zafiro,
del túnel de tu falda
me las piro.
Oculta mis tatuajes de tu espalda,
yo depongo mis armas, me retiro,
ni corona de espanto ni guirnalda,
brindemos con el último suspiro.
Olivo de tus cosas, pianto, rajo,
si amar es un trabajo
no quiero ser coautor de tal delito.
A bientot, madmuasel, musa al garete,
me bajo del garrón de este sainete.
Que te llueva finito. ©

Del libro De lunfa somos.
Imagen: Georgy Kurasov.
Recitado en el Tortoni y el Manzi.

viernes, 19 de julio de 2019

El Negro

Otro año broncando tu ausencia.

Inodoro, la Eulogia y el Mendieta
(que lo parió), con el dolor más triste,
se preguntan los tres porqué te fuiste
cerrando el ventanal de la historieta.
Mientras Boggie desarma la escopeta
y apaga el cigarrillo que le diste
la nave de crayón en que partiste
orbita el arrabal de algún planeta.
A punta luminosa de grafito
fugaste al infinito
en busca de un confín domiciliario.
Bucanero de tinta al abordaje,
que el cielo que te guarde en hospedaje
tenga al menos la forma de Rosario.

Del libro De lunfa somos - De diluvios y andenes.
Dibujo: Daniel Paz.
Publicado en la Revista El Tangauta - Número 154 - Ago 07
Recitado en el Café Manzi y en la APL

lunes, 15 de julio de 2019

Madmuasel Ivonne

En el día del cumpleaños de Enrique Cadícamo.

Madame Ivonne piantó del conventillo
y se volvió a París sin culpa alguna,
el cielo de Monmartre, la blanda luna
redonda como el aro de un anillo.
Con un tango de Manzi en el bolsillo
y el asma de una pena inoportuna,
en un rante barquito sin fortuna,
oceánico y sencillo.
Recién llegada a Francia,
allá en el cotorrito de su infancia
puso un disco de pasta en la vitrola.
Papusa en el trajín de su quimera...
Si volviera Carlitos, si volviera,
a cantarle a la luz de la farola. ©

Del libro De lunfa somos.
Pintura: Gonzalez Badiali.
Recitado en el Tortoni y en el café Montserrat

martes, 9 de julio de 2019

Joaquín


Noche sin besos
en la piel y en los huesos
de cada día;
sangre española,
madrugadas tan solas,
melancolía.
Olgas Romanes,
aserrín, aserranes,
hada ciruela;
hímen de gasa,
petardita payasa,
dolor de muelas.

Jueves cobarde
tan lluvioso y tan tarde,
motín de canto;
burdel de musas,
con la risa andaluza
del desencanto.
Gato sin gata,
pena roja escarlata,
zumo de vino,
grave donaire
gorrión de Buenos Aires,
ultramarino.

Dicha lejana,
con tu novia peruana
y tu Almudena,           
Pancho Varona,
rey impar sin corona
de luna llena.
Gota de llanto,
amor en esperanto,
caligrafía;
con tus canciones,
sonsonete de sones
de la poesía.

Alivio y duelo,
nube negra del cielo,
rosa y espinas.
Ladrón de abriles,
por Jaén y Madriles,
Joaquín Sabina. ©

Del Libro Oceanario
Recitado en el Café Montserrat y en el Manzi,

lunes, 24 de junio de 2019

Volver

Se ornamentó de bute ante el espejo,
los timbos de alto brillo,
un lengue señorial echado al cuello
y el breto varonil de paño suizo.
Cuidadoso, discreto,
luciendo su sonrisa de domingo,
el bobo, la marroca, los gemelos,
al margen de presagios y designios.
Feliz de regresar, a manos llenas,
doméstico de abrazos entrañables
con el zurdo mancado de nostalgia.
A la diestra gomía de Le Pera,
soñando despertar en Buenos Aires,
se guardó en el avión, como si nada. ©

Con el dolor de siempre.
Del libro De lunfa somos - Recitado en el Manzi
y en la APL. Dibujo: Jo Rivadulla.

lunes, 27 de mayo de 2019

Don Roberto de los Selles

En el día de tu cumple, donde quiera que estés


Si parece don Quijote, tan campante,   
con su estampa de garabo milonguero,
el más lunfa de los vates, compañero,
esperando a Dulcinea en el pescante.
Si te viesen Sancho Panza y Rocinante 
con el lengue y el sombrero, 
en la barra del boliche más diquero 
te declaran con honores “Ñato andante”.
Don Roberto de la parla, cervantino,  
con la lanza de mis versos, del molino 
compadrito y prepotente, te resguardo. 
Corazón de pena dulce y de porfía,  
hacedor de la poesía 
en la patria luminosa del lunfardo. ©

Del libro De lunfa somos.
Imagen: Onix.
Recitado en el Café Montserrat y en Radio UAI.

miércoles, 22 de mayo de 2019

Azúcar


Carlitos Baudelaire fuma y escribe
con la misma pasión con que respira,
a fuerza de escapar de la mentira
incordia la razón, molesta. Vive.
Proclive al desamor (pena inclusive),
te recita al azar una guajira,
permuta el corazón, sueña y suspira:
—Si yo hubiera nacido en el Caribe.
Y el alma se le llena de palmeras,
de mulatas que mueven las caderas
y trepan al amor, de rama en rama.
De rojos desenfrenos,
de mujeres tumbadas en su cama
ofrendando el almíbar de sus senos. ©

Del libro Llevarás en la piel
Ilustración: Angie
Recitado en el Montserrat y en la APL

martes, 21 de mayo de 2019

Malena (Clasificado)

Tus manos dos palomas que sienten frío..." (Manzi)

Mujer con voz carnal de noche oscura
y los ojos de negro contenido,
busca un hombre de porte decidido
que la tome febril por la cintura.
Tal vez allá en la infancia la conjura
de ser tal como soy, gotán de olvido,
me robó la simpleza de un latido
y un gesto de ternura.
En vértigo de cumbres y de azahares
al pie de los altares
ninguna como yo será tan buena.
Novicia de pasión a la deriva,
mujer en carne viva,
por algo llevo el nombre de Malena.  ©

Del libro De lunfa somos.
Pintura: Diego Manuel.
Recitado en el Tortoni y en la APL.

domingo, 19 de mayo de 2019

¡Ay Marion!



Si Marion Cotillard fuera mi musa,
en un bulo francés, cerca del Sena,
cuánto rubio champán de noche buena
correría debajo de su blusa.
Al cobijo fetén de luz difusa,
yo, punto del montón y ella, sirena,
en un salto mortal de luna llena
rasgaría la seda de su trusa.
Punga suerte chirusa,
berretín otoñal de cuarentena
en un tango de música inconclusa.
Espina avinagrada de mi pena,
y Marión, papirusa,
que en brazos de algún gil pianta de escena. ©

De libro De lunfa somos.
Recitado en el Tortoni y en el Café Montserrat.